Dice el dicho que “los buenos regalos vienen en paquetes pequeños“. Y eso es cierto, también, en el caso de los pequeños espacios de jardín.

como-transformar-pequenos-espacios-en-jardines

El hecho de disponer de poco espacio o sencillamente no disponer de un jardín de proporciones muy grandes no significa que no podamos disfrutar de un ambiente agradable, bello, colorido y verde en nuestro hogar.

Utilizando la imaginación y planificando bien, podemos utilizar en nuestro pequeño jardín contenedores, jardineras, frutales, arbustos, plantas colgantes… y un largo etcétera, incluso en una terraza o balcón que esté a gran altura del suelo.

Los pequeños espacios que se pueden aprovechar perfectamente en jardinería pueden encontrarse en apartamentos, casas o pisos en la ciudad, pequeños huertos o jardines comunitarios.

No obstante, también podemos planificar un pequeño espacio de jardín dentro de un jardín más grande.

Los pequeños espacios destinados a crear un jardín, nos plantean algunos desafíos; algunos de los más comunes son:

  • El espacio puede estar a la sombra de las paredes o estructuras adyacentes.
  • Con frecuencia hay poco terreno que se pueda dedicar a plantar, pues la mayor parte del espacio está paviimentado (esto es común en patios y terrazas).
  • En ocasiones no hay una fuente de agua.
  • En viviendas multifamiliares, balcones y terrazas, nos encontramos con falta de privacidad.

Por otro lado estos pequeños espacios ajardinados también nos aportan ventajas; algunas de las más comunes son:

  • Son menos costosos de mantener.
  • El mantenimiento toma mucho menos tiempo.
  • Cambiar el estilo del jardín puede ser fácil y rápido. Los cambios de estilo estacionales pueden ser una forma divertida y amena de cambiar estos espacios.
  • Son fáciles de disfrutar y apreciar ya que todo está cerca.

Planificar

La planificación es clave para el éxito en la creación de un pequeño jardín.

Lo primero tenemos que medir el espacio y considerar la cantidad de terreno que tenemos para nuestras plantas de jardín y accesorios.

Hay que prestar atención a la iluminación y, por tanto, donde ubicaremos las plantas.

También hay que considerar cómo queremos utilizar el jardín: ¿tenemos planeado invitar a amigos y organizar fiestas o reuniones familiares o será principalmente un espacio íntimo para leer y disfrutar de un buena lectura y un café? Teniendo en cuenta una u otra opción así planificaremos el espacio.

La idea es maximizar nuestro pequeño espacio utilizando ideas y técnicas que están a nuestra disposición y son fáciles de poner en práctica:

Crear un jardín vertical

Estos ocupan un mínimo espacio y pueden llegar a embellecer notablemente nuestro pequeño jardín. Además, los estos jardines verticales son excelentes soluciones para crear separaciones y preservar la intimidad en espacios compartidos como suelen ser las casas apareadas.

como-crear-un-jardin-vertical

Es importante tener en cuenta no dejar que nuestro jardín vertical crezca demasiado ya que las plantas ubicadas en la parte superior también tendremos que cuidarlas y regarlas. Si están situadas a demasiada altura, con el tiempo será una molestia cuidarlas y puede que terminemos prestándoles menos atención y cuidados de los que requieren. Siempre pensemos, además de la belleza de nuestro jardín vertical, en su posterior mantenimiento.

Crear un jardín vertical es muy sencillo y existen accesorios y soluciones muy variadas. Desde cenefas de madera, hasta cestas colgantes y macetas que podemos colgar en la pared o en la estructura creada a tal efecto.

Las barandillas son lugares ideales para ubicar cestos colgantes y generan gran interés y ayudan a crear una dimensión vertical.

Las plantas enredaderas, así como algunas crasas y suculentas (como la Aptenia cordifolia) son expresamente adecuadas para este tipo de jardines.

Los jardines verticales no son lugar solamente para las plantas. Hay espacio también para otros accesorios decorativos: figuras, molinos de viento, veletas, lámparas y un sinfín de opciones que podemos encontrar en nuestro centro de jardinería.

Elegir las plantas sabiamente

A la hora de elegir las plantas, tenemos que tener en cuenta los requisitos de sol de las mismas, el tamaño de la planta una vez haya madurado y donde queremos ubicarlas.

Los pequeños jardines no tienen que significar siempre colocar plantas pequeñas, pero sí que tendremos que elegir con cuidado las plantas grandes que vayamos a colocar.

Elijamos, por norma, plantas que crezcan naturalmente en disposición vertical y que ocupen poco espacio horizontal. En este sentido podemos encontrar una enorme variedad de plantas. Si no somos expertos podemos preguntar en nuestro centro de jardinería y seguro que ofrecerán un buen listado de plantas de estas características.

Tampoco tenemos que limitarnos a las plantas anuales o perennes; también tenemos opciones como alguna de las muchas variedades de arbustos enanos y de crecimiento vertical. También podemos encontrar variedades de árboles frutales de pequeña envergadura que podemos ubicar perfectamente en nuestro pequeño espacio ajardinado.

Otra manera de aprovechar los espacios eficazmente pasa por cubrir algunas zonas con plantas aromáticas tales como el tomillo, la lavanda, el romero, etc… Un lugar adecuado podría ser la base de un árbol frutal que tengamos plantado. Además de aprovechar el espacio lograremos embellecerlo aún más.

Unirlo todo y hacer que parezca más grande

A la hora de plantar, es conveniente alinear las plantas de corto a alto, de forma que todas las plantas sean visibles.

Es conveniente escoger los colores de las macetas y jardineras de tal forma que podamos crear cierta coherencia visual en nuestro jardín. Un pequeño espacio sin orden puede llegar a ser, incluso, un lugar desagradable.

También podemos añadir el sonido del agua en movimiento. Esto tiende a transportarnos a otros espacios y otros tiempos -expandir nuestros horizontes. Para ello podemos encontrar en nuestro centro de jardinería pequeñas fuentes que poseen un circuito de agua cerrado muy asequibles y fáciles de mantener que aunque son eléctricas son, además, apropiadas para exterior.

Las plantas aromáticas, también nos transportan, con sus agradables aromas, a otros lugares y momentos, logrando asociar nuestros recuerdos con algunas de estas fragancias.

plantas-aromaticas-en-maceta

Los objetos decorativos del jardín pueden expandir nuestros horizontes mentales y transportarnos a lugares o momentos lejanos.

Los objetos de color pueden especialmente ser valiosos en lugares donde las plantas son en su mayoría de color verde.

Como podemos comprobar, existen muchas técnicas y posibilidades de dotar un pequeño espacio en nuestro hogar de gran encanto y belleza.

Un pequeño espacio es fácil de crear y mantener. No tengamos miedo de poner en práctica nuevas ideas y seamos creativos. Siempre podemos rectificar y variar -a un coste bajo- algunos elementos del mismo.

En definitiva, utilicemos todos los recursos que tenemos a nuestra disposición -que son muchos- para transformar un pequeño espacio de nuestro jardín, patio, terraza o balcón en un verdadero jardín; en nuestro pequeño paraíso.

.